diciembre 13, 2011

La luz del futuro: los OLED


CIENCIA Y ECOLOGÍA | 08.12.2011

La luz del futuro: los OLED

Placas formadas por diodos lumínicos orgánicos (OLED), que se adhieren a ventanas y techos, fueron nominadas para el Premio Futuro de Alemania. Pronto se las podrá adquirir por menos de 50 euros.

El 14 de diciembre de 2011, el presidente alemán, Christian Wulff, dará a conocer durante una gala en Berlín quién será el ganador del Premio alemán “Futuro” de este año. El Premio alemán “Futuro”·es un galardón que se otorga a proyectos de investigación tecnológica que se destacan por ser innovadores y poseer perspectivas económicas prometedoras. Se nomina a tres equipos como candidatos al premio, dotado con 250.000 euros. Uno de los equipos alemanes trabaja en la creación de una nueva luz: la luz del futuro.
Esa luz ya está brillando en el laboratorio del profesor Karl Leo, en Dresde, en forma de una placa rectangular. Karl Leo es director del Instituto Fraunhofer de Microsistemas Fotónicos (IPMS), y se dedica a la invención de un diodo lumínico orgánico (OLED). Se trata de una placa de cristal de cuatro cm cuadrados que produce luz cuando se la conecta a la corriente eléctrica. Los OLEDs ofrecen a arquitectos y diseñadores de ambientes posibilidades de uso totalmente nuevas, explica el experto.
“La visión más extrema a futuro sería que los OLED puedan adherirse como un tapiz al techo para iluminar una habitación. Se podría también, por ejemplo, colocar una folia sobre el cristal de las ventanas y convertirlas de ese modo en dos cosas: en celda solar y en fuente lumínica”, explica Karl Leo.
OLED lumínicos: luz del futuro, pronto para todos.OLED lumínicos: luz del futuro, pronto para todos.
Luz gracias a danza de electrones
Los OLED deberían haber llegado al mercado hace seis o siete años, y ya tendrían que estar formando parte de la vida cotidiana, dice Karl Leo. Pero hace más de diez años que los investigadores del Instituto Fraunhofer de Dresde trabajan denodadamente para que esa visión se haga realidad. Un OLED de cuatro cm cuadrados cuesta casi 100 euros. Su poder lumínico se debe a la danza de electrones que se produce sobre la placa laminada. Los electrones se mueven a través de varias capas de materiales orgánicos.
“Se trata de hidrocarburos que se colocan sobre la superficie de los cristales. Utilizamos polvo, simplemente polvo de colores, que adherimos por medio de vapor. Son capas muy delgadas, de pocos nanómetros, tan delgadas como la milésima parte de un cabello humano”, aclara el director del Instituto Fraunhofer.
OLEDs: nominados para el Premio Futuro alemán.OLEDs: nominados para el Premio Futuro alemán.
Hidrocarburos y un truco para que se haga la luz
Este tipo de material se utiliza también para teñir telas, en las lacas para automóviles y en las fotocopiadoras. El problema es que los hidrocarburos son, en realidad, muy malos conductores de energía. Para que puedan transportar electrones, el investigador de Dresde les agrega otras moléculas que sí son capaces de conducir cargas eléctricas.
El truco es que un agregado de sólo un uno por ciento es capaz de aumentar la conductividad eléctrica en un millón de veces. Dos estudiantes de doctorado fueron los que sentaron las bases para este procedimiento en el área de la electrónica orgánica. Hasta comienzos del siglo XXI nadie creía en sus ideas, hasta que por fin lograron concretarla. “Hemos logrado un procedimiento estable y demostrado que sus elementos individuales funcionan perfectamente”, señala Kar Leo.
Con las patentes necesarias en su equipaje, los investigadores se independizaron y fundaron una nueva empresa. Desde el año 2003, venden su conocimiento y su técnica de producción para OLEDs a fabricantes de elementos lumínicos y a grupos empresarios dedicados a la electrónica. A largo plazo, un metro cuadrado de folia OLED se podrá adquirir por menos de 50 euros.
Autor: Richard Fuchs/ Cristina Papaleo
Editor: José Ospina Valencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Creciendo por el Planeta