mayo 03, 2010

China Cierra la Brecha del Carbón Limpio

Energía futura: El concepto de un artista sobre la primera central de gasificación integrada de ciclo combinado (IGCC) de China, que se está construyendo en el Parque Industrial LinGang en la Nueva Zona de Desarrollo de Tianjin Binhai.
Fuente: GreenGen

Si varios proyectos propuestos llegan a buen término, China parece estar decidida a superar a los Estados Unidos en lo que se refiere a aplicar tecnologías para hacer que la energía derivada del carbón no contamine. Una empresa conjunta establecida por las empresas de servicios públicos de China, GreenGen, abrió caminos nuevos con la primera central de gasificación integrada de ciclo combinado (IGCC) de China, y firmó acuerdos para construir dos más.

A su vez se estanca la IGCC en los Estados Unidos. En febrero, el Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE) canceló un proyecto de demostración de tecnología IGCC avanzada llamado FutureGen, y las preocupaciones climáticas paralizaron todos excepto uno de los más de 30 proyectos IGCC propuestos por empresas de servicios públicos de los Estados Unidos desde 2000.

Ahora GreenGen es el proyecto más avanzado de su clase en el mundo, según Ming Sung, un representante en Asia y el Pacífico para la Fuerza de Tareas del Aire Limpio. Esta es una empresa de consultoría medioambiental sin fines lucrativos, establecida en Boston. Ming dice que “ellos están en la delantera debido a que han completado el diseño de la ingeniería, eligieron a petición el equipamiento principal e iniciaron la preparación del terreno y el trabajo en los cimientos.”

El mes pasado, el gigante del petróleo y del gas, BP, reforzó la posición de China como líder de tecnología para carbón limpio al establecer un centro de investigación de $73 millones de en Shanghai con la Academia de Ciencias de China, para ayudar a comercializar tecnologías tales como la captura y el almacenamiento (CCS) y la gasificación. Como otra señal del rol audaz repentino del país en lo referido a tecnología ecológica, el gigante de baterías chino, BYD, lanzó ayer el primer vehículo híbrido plug-in producido en masa.

Lo que apuntala el liderazgo potencial de China en la energía de carbón carbono-neutral, es su gran pericia en la gasificación. Para 2010, China habrá instalado 29 proyectos de gasificación contando desde 2004, comparado con ninguna en los Estados Unidos. Esto lo establece el Consejo de Tecnologías de Gasificación, un grupo comercial ubicado en Arlington, VA. La mayoría de estos establecimientos chinos transforman al carbón en gas sintético (o syngas) para introducirlo en los catalizadores que sintetizan los elementos químicos y los combustibles. El syngas es una mezcla de monóxido de carbono e hidrógeno. La tecnología IGCC utiliza el mismo syngas para que funcionen las turbinas y generen electricidad con mucha menos contaminación que las centrales de carbón convencionales. Por ejemplo, los niveles de mercurio y hollín son cercanos a los que se ven en las centrales a base de gas natural, mientras que el dióxido de carbono sale como una corriente pura que es más fácil de capturar y aislar.

Hasta hace poco, las empresas de energía chinas ignoraban la tecnología IGCC debido a que las centrales de carbón eran más fáciles de construir y operar. Pero Guodong Sun, un experto de política tecnológica, en la Universidad Stony Brook de Nueva York, dice que Green Gen y una cantidad pequeña de proyectos IGCC están adquiriendo velocidad gracias a una mezcla de incentivos gubernamentales, regulaciones estrictas para el medio ambiente, y una preocupación incipiente por la “auto-imagen” corporativa entre los productores de energía principales de China. Sun dice que GreenGen, por ejemplo, es importante para el gobierno nacional como símbolo de tecnología surgida en China.

El proyecto planea iniciar una central IGCC de 250 megavatios en Tianjin en 2010 utilizando un gasificador novedoso diseñado por el instituto de Investigación de Energía Termal en Xian, la central también proveerá algo de syngas y calor a las centrales químicas locales. GreenGen piensa catapultar el rendimiento del diseño del gasificador de la central piloto de 36 toneladas por día, a la escala comercial de 2.000 toneladas diarias.

Y GreenGen se está preparando para aumentar más: en abril, funcionarios de GreenGen y Tianjin firmaron un acuerdo para dos unidades IGCC de 400 megavatios. Mientras tanto, la empresa de servicios públicos china Huaneng, más interesada en GreenGen , inició un proyecto piloto en su central de carbón de Beijing este verano.

Mientras que empresas municipales de calidad de aire apoyan los planes de GreenGen, Sun dice que también le dan importancia a otro proyecto IGCC que él cree que se construirá. Se trata de una central IGCC de 200 megavatios en Hangzhou propuesta por Huadian Power Internacional, una empresa de servicios públicos china. Sun expresó que “para el proyecto Huadian, el factor más importante es la reglamentación referida al dióxido de azufre y la lluvia ácida. Se le pone un tope a las emisiones de SO2 en Hangzhou y la IGCC es una solución excelente”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Creciendo por el Planeta